CUALIDADES QUE CADA COMUNIDAD DESEA QUE TENGA SU PASTOR

libro

¿Qué hace a un buen pastor? Apuesto a que a ti que te interesa saberlo, sueles pensar a menudo en ello. Lo sé, a mí me pasa.

Hablando con algunos amigos recientemente, les preguntaba acerca de lo que significaba para ellos ser un buen pastor. Sus respuestas me sorprendieron. La parte superior de su lista no tuvo nada que ver con la buena gestión del tiempo o sermones brillantemente investigados. No tenía nada que ver con la innovación o la creatividad, o cualquiera de las otras cosas en las que se  suele pasar mucho tiempo investigando y trabajando.
Sus deseos acerca de su pastor ideal eran mucho más simples, y me gustaría compartirlos con vosotros.

Las 4 primeras cosas que tu congregación quiere que hagas (que quizás nunca hayas considerado):. Decir la verdad
Como cara de la iglesia y embajador de Dios, es crucial que hagas todo lo posible para construir y mantener la confianza de tu congregación.

No te preocupes, esto no significa que tengas que ser perfecto. Tu iglesia entiende (solo necesitan que se les recuerde) que al igual que ellos, también eres una persona con la necesidad de la gracia salvadora de Jesús. La imperfección no es algo a lo que temer y la gente continuará siguiendo a un líder imperfecto (gracias a Dios).

Sin embargo, no seguirán a alguien que mienta

Se honesto. Se honesto acerca de cómo estás luchando con tu fe y cómo Dios te está enseñando. Si te encuentras del otro lado de un gran error, se honesto al respecto. Se real y auténtico frente a tu congregación e invítales a hacer lo mismo. Ellos no quieren seguir a un robot; quieren seguir a una persona real.

  1. .
    LA CLAVE DE LA PERTENENCIA ES SER CONOCIDO.Tu comunidad se sentirá como en casa en tu iglesia cuando la gente recuerda su nombre. No necesitas saber los nombres de todas las personas de tu comunidad, pero has un esfuerzo. Quédate después de servicio; desconecta; ten conversaciones. Aparece en eventos sociales y eventos para recaudar fondos y en el Club Infantil de vez en cuando. Recuerda los nombres de las personas y los detalles que comparten contigo. Incluso si no conoces a todas las personas, estas verán que haces el esfuerzo. Quieren saber que te preocupas por ellos, y esta es una gran manera de demostrarlo.
  2. PREDICA CON EL EJEMPLOLa manera en que vives tu vida es más importante para tu congregación que la forma en que predicas los domingos. En este mundo, estamos inundados con ejemplos de cómo no hacer las cosas. Necesitamos ejemplos más positivos, y este es tu trabajo como líder de tu iglesia.

    Hay una cita que dice: “Predica el evangelio, y cuando sea necesario, usa las palabras.” Vive tu vida de esta manera. No te limites a decirle a tu gente cómo vivir, Enséñaselos. Tus acciones hablan más fuerte que las palabras, y tu congregación será potenciada e inspirada por tu ejemplo.

3. AMA A TU FAMILIA

Esto encaja en predicar con el ejemplo, pero es tan importante, que merece tu propia consideración. Ama a tu familia. Tu iglesia verá la forma en que tu esposa y tú interactuáis. Verán la forma en que tratas a tus hijos y la manera en que tus hijos te respetan.

Esto no significa que tengas que tener la familia perfecta. Esto solo significa que lo mejor de tu tiempo, de tu esfuerzo y de tu amor debe ir directamente hacia tu familia. Tu ministerio no está primero, y ellos lo saben. Y si inviertes tu tiempo y tu amor en tu familia, verá el fruto de tu ministerio. No me preguntes cómo funciona; simplemente lo hace.

Tómate tu tiempo para preguntar a la gente de tu vida lo que pata ellos es un buen pastor. Te sorprenderán sus respuestas.

Acerca del autor

Dejar un comentario

*

captcha *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, haga clic en el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR